El futuro de las industrias creativas: una mirada integral

¿Quieres suscribirte al blog? Haz click aquí

HAL - El futuro de las industrias creativas: una mirada integralDe acuerdo con la UNESCO, las industrias culturales y creativas son “aquellos sectores de actividad organizada que tienen como objeto principal la producción o la reproducción, la promoción, la difusión y/o la comercialización de bienes, servicios y actividades de contenido cultural, artístico o patrimonial”.

Este enfoque da relevancia no sólo a productos propios de la creatividad humana que son reproducidos industrialmente, sino también a la cadena productiva y a funciones particulares que realiza cada sector para hacer llegar sus creaciones al público. La publicidad y el diseño gráfico son dos actividades que contribuyen al proceso.

 

Industrias creativas: estadísticas en crecimiento


HAL - La importancia de las industrias creativas

Las industrias culturales y creativas se encuentran entre los sectores de más rápido crecimiento en el mundo. Según la UNESCO, el sector de la cultura representa actualmente el 6,1% de la economía global. Genera 2.250 mil millones de dólares de ingresos anuales y casi 30 millones de puestos de trabajos en todo el mundo, empleando a las personas de entre 15 y 29 años, más que cualquier otro sector.

 

En Argentina, la economía creativa genera el 3% del PBI del país y le da empleo a casi medio millón de personas, ocupando el 2,5% del mercado laboral. Es en la Ciudad de Buenos Aires donde está más desarrollada la industria creativa y cultural (ICC) –especialmente la audiovisual, generando un 10% de empleo e incluso cuenta con una zona de promoción industrial y beneficios impositivos para incentivar la industria (Palermo). Le sigue la provincia de Mendoza, que impulsa el mercado multimedia y cinematográfico; Jujuy y Salta, con emprendimientos relacionados al turismo y Santa Fe, donde se destaca la industria del diseño.

 

Diversas organizaciones mundiales han destacado su importancia:

  • Foro Económico Mundial: alertó que el 60% de los trabajos actuales desaparecerán en las próximas décadas debido a la “automatización” y tres de los requerimientos que tomarán en cuenta los empleadores son la resolución de problemas complejos, el pensamiento crítico y la creatividad.

  • Banco Interamericano de Desarrollo: se refiere a la industria cultural como “economía naranja”, genera informes y trabaja para destacar el valor de la creatividad y la cultura como motor de desarrollo en la región. De acuerdo con el BID, las innovaciones nacidas de las industrias culturales y creativas pueden mejorar la productividad de sectores tradicionales como el comercio minorista, la educación, el transporte o el turismo. Además, el desarrollo de estas industrias fomenta la formación de nuevos talentos necesarios para incrementar la competitividad de las economías de la región, ante el avance de tecnologías como la robótica y la inteligencia artificial.

  • Agencia de Comercio y Desarrollo de las Naciones Unidas (UNCTAD): realizó la primera investigación mundial sobre “economía creativa” en 2008, que luego repitió en 2013, cuando evidenció la potencia del sector. 

  • UNESCO: propició la Convención sobre la Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales en 2005. La Convención ayudó a diseñar e implementar políticas y medidas que apoyan la creación, la producción, la distribución y el acceso a bienes y servicios culturales. También apoya a los gobiernos y a la sociedad civil en la búsqueda de soluciones políticas para los desafíos emergentes. 

¿Cuál es el futuro de las industrias culturales?

 

HAL - cinco motores de cambio de la economía creativa

El BID, en su informe El futuro de la economía naranja - Fórmulas creativas para mejorar vidas en América Latina y el Caribe, identificó los cinco principales motores de cambio que configurarán la economía creativa en todo el mundo en la próxima década:

  1. Narrativas: de un modelo único a la representación inclusiva. Implica democratizar el relato (interpretación de las noticias, los eventos, la cultura y otros ámbitos), que hasta hace poco estaba en manos de unos pocos y que ahora ha sido captada por una multiplicidad de voces provenientes de diversas culturas y pueblos. El crecimiento de la representación inclusiva en el trabajo creativo está dando lugar a una nueva generación de productos y de empresas creativas.

  2. Geografías: de un terreno estable a una recalibración permanente. A lo largo de la próxima década el cambio climático amenazará la estabilidad ambiental de las regiones y esto implicará una nueva era creativa. Los artistas y quienes trabajan en las industrias creativas y culturales han sido los primeros en reaccionar y en pronunciarse de manera crítica en la batalla contra el cambio climático.
  1. Tecnologías: de lo físico a lo digital. En la próxima década, los artistas y las industrias creativas y culturales añadirán nuevos medios digitales y físicos a su conjunto de instrumentos, como la biología sintética para crear una nueva moda y arquitectura, la inteligencia artificial para contribuir a generar arte y música de calidad y la realidad virtual y aumentada para imaginar mundos completamente nuevos en 3D y capturar culturas en vías de desaparición. Claramente, estamos presenciando la revolución de las industrias creativas gracias a la tecnología actual. 

 

HAL - El futuro de las industrias creativas


  1. Finanzas: de modelos excluyentes a financiamiento accesible y transparente. Nuevos instrumentos de financiamiento prometen reemplazar a los modelos existentes. Incluye el crowd funding, el crowd equity, las monedas digitales, los contratos inteligentes y otros. Muchas de estas nuevas opciones se centran en aumentar la inclusión financiera, eliminando intermediarios y basándose en la transparencia financiera de modo que todos sepan exactamente de dónde vienen los productos creativos y hacia dónde va su dinero.

  2. Trabajo: del empleo fijo a un ecosistema de formas de sustento. Los creativos pueden asumir microtareas en su tiempo libre y aun así continuar construyendo su reputación y ampliar su red de contactos y negocios. En la próxima década continuará la tendencia instalada en el 2020; el trabajo en línea seguirá rompiendo las barreras geográficas, permitiendo a los diseñadores construir redes en ciudades remotas y territorios virtuales.

De acuerdo con el informe del BID, el trabajo creativo y cultural es y seguirá siendo un motor crucial del crecimiento y del desarrollo económico. Las medidas adoptadas actualmente para cultivar, amplificar y empoderar el trabajo de los innovadores culturales de todo tipo pueden rendir beneficios a futuro.

Sin embargo, este resultado se producirá sólo si los gobiernos, las empresas y las comunidades deciden actuar y adoptar nuevos rumbos.

 

HAL - El futuro de las industrias creativas

 


Las herramientas digitales para lograrlo ya están disponibles y en gran cantidad 

¿Tu equipo necesita metodología, herramientas o ambas?

 

Nueva llamada a la acción

 

Comentarios