¿Tu jefe te encontró mirando Facebook? Redes sociales en el trabajo

¿Quieres suscribirte al blog? Haz click aquí

896

¡Qué momento! Quizá no seas el único viendo el último posteo de algún amigo en horario laboral y en el escritorio. Sí, tal vez, seas el único al que encontraron in-fraganti hoy, mala suerte :( 

Escuché que varios años atrás, las redes estaban prohibidas dentro de las empresas. Tal vez a muchos les tocó esta experiencia en el pasado o incluso hoy siguen estando PRO-HI-BIDAS. Firewall en los servidores de por medio, olvidándose de que existen los celulares. Estás al día con tu feed, pero ¿tu empresa? 

Mis compañeros están en las redes... y mi empresa, también (dow!)

Fotos y comentarios sociales o privados ajenos al trabajo, distracciones, pérdida de productividad, son algunos de los efectos negativos que los empleadores temen que se produzcan en el ámbito laboral.

Aún hoy, algunas empresas, por distintos medios, intentan restringir su uso, pero este esfuerzo casi nunca resulta exitoso: estudios recientes demuestran que 8 de cada 10 empleados admiten utilizarlas durante su horario laboral. Para aquellos que se preocupan por los efectos negativos, tal vez sea hora de parar la pelota y repensar el modo en que se encara este tema y el uso que potencialmente podría darse a las redes a favor de la empresa y su productividad.

¿Qué pasaría si fuese posible encontrar la manera de que, en vez de disminuir la efectividad de los empleados, contribuyan a mejorar su rendimiento y motivación?

 

Redes de captura de potenciales clientes

Hoy nadie quiere quedarse fuera de las comunidades virtuales. Facebook, Twitter, LinkedIn, YouTube e Instagram se han convertido en una parte importante de la vida cotidiana de cualquier trabajador y abarcan un rango etario cada vez más amplio. Se dice que los millennial y la generación Y huyeron de Facebook cuando entraron sus padres a ese ecosistema, pero para las empresas sigue siendo el medio más usado y más efectivo.

Utilizamos estos canales para estar al tanto de las novedades, con el fin de estar informados y actualizados; pero, también, para no tener la sensación de quedarnos afuera. Para las empresas, por su lado, es un medio por el cual se comunican con su buyer persona, las plataformas mediante las cuales podemos construir la imagen pública que queremos proyectar y consolidar.

Estas herramientas ya no son solo para uso personal: cada vez más organizaciones estimulan a sus empleados para que las utilicen en el ámbito profesional, pues buscan potenciar sus capacidades y las de las empresas en general. Aunque, para muchos, a primera vista, esta idea podría generar desconfianza, lo cierto es que no son pocas las ventajas –tanto en lo individual como en lo grupal– de aprovechar las herramientas y su potencial de llegada a audiencias inmensas.

HAL - Tu jefe te encontró mirando Facebook en el trabajo

 

Relaciones profesionales en el ambiente digital


Más y mejores conexiones pueden resultar en oportunidades de ventas, interés en el empleo, oportunidades comerciales y nuevas ideas. Hay ejemplos célebres de esto, como el caso de LinkedIn, que está específicamente orientado a este tipo de conexiones y tiene distintos usos comerciales.

Por un lado, la visibilidad de los empleados en estos canales que, cuando está acompañada de una buena presentación, potencia y mejora la imagen de la compañía para la que trabajan. Al mismo tiempo, cumplen la función de mantenernos al tanto de una manera casi automática, del contexto más general en el que desarrollamos nuestras actividades, tanto en los profesional como en lo personal.

Para una empresa, el hecho de que sus empleados tengan una visión más panorámica de las condiciones en que ella opera redunda en una mejora, tanto en la interacción con los clientes y colegas como en la capacidad para tomar mejores decisiones.

 

 

Relaciones entre colaboradores

Los usuarios de las redes compartimos una gran cantidad de información. Desde nuestros gustos más triviales hasta nuestra actividad profesional y nuestra vida –al menos esa parte que queremos mostrar–.

Hoy funcionan, también, como un espacio de interacción en el que los empleados profundizan y mejoran sus vínculos interpersonales. En ellas conocen aspectos de la vida de sus compañeros a los que, probablemente, no tendrían acceso de no ser por esos espacios virtuales. Y, por supuesto, una relación más fuerte entre los colaboradores conduce a equipos de trabajo más cohesivos, motivados y productivos.

Además, las interacciones se extienden fuera del ámbito laboral. Cuando se trata de un equipo integrado por personas comprometidas y motivadas, una interacción fluida entre sus miembros hace que estos valores positivos se transmitan y se potencien, lo que genera más oportunidades de compartir e intercambiar ideas.

 

Fuentes valiosas de información

HAL - Tu jefe te encontró mirando Facebook en el trabajo

Todos queremos ser originales, útiles, tener miles de seguidores de un día para el otro, pero la realidad es que depende del contenido y los vínculos que se desarrollen dentro de las redes. En la actualidad, son los principales lugares para el intercambio de información, feedback y la búsqueda de respuestas específicas.

Hacer una pregunta en las redes es una manera simple y rápida de obtener varias soluciones posibles e incluso, si ninguna de las respuestas se usa para resolver el problema, la información que se recibe de otros puede conducir a una nueva solución. Y los consumidores lo saben.

 

Visibilidad y feedback

El auge de las redes ha hecho que la presencia de una empresa en el mundo virtual se vuelva esencial. Es el espacio ideal para las promociones masivas y las campañas publicitarias, pero también para que una marca se haga visible de manera genuina, transparente y personal. Hoy, el “boca en boca” ocurre a través del mensaje directo de cualquier red social.

Por otro lado, permiten realizar investigaciones y grupos focales de una manera muy ágil o desarrollar estrategias de social listening, lo que permite a las empresas entender las tendencias, analizar el panorama y evaluar el feedback de sus buyer personas en tiempo real. Cuando se recopila y analiza esa información, una organización ágil puede realizar los cambios necesarios y capitalizar estas tendencias.

Es fundamental estimular a los miembros de un equipo a que desarrollen una relación fluida y orgánica con las audiencias de las redes sociales, más allá de que exista un rol específico como el del community manager. El conocimiento del modo en que operan y de cuáles son las mejores maneras de usarlas, fácilmente puede ser aprovechado en favor de las empresas. Utilizadas sobre la base de las buenas prácticas es una herramienta poderosa y, quizá, tu dilema de invertir o no en ellas se disipe.

 

Las redes sociales, ese recreo durante el trabajo

Más allá de estas ventajas, lo cierto es que la principal razón por la que los empleados usan las redes sociales en el trabajo es probablemente la más prosaica y también la más predecible: un breve paso por las ellas les permite hacer un descanso mental en medio de su jornada. Esto quedó en evidencia más claro y fuerte que nunca durante la pandemia, cuando estar sentado frente a una PC solo y por largas horas, se hizo más tedioso que nunca.

La discusión sobre productividad o baja de eficiencia a raíz del confinamiento puso en el ojo de la tormenta el uso de las redes sociales nuevamente, analizado, esta vez, en un contexto diferente llamado home-office. Hoy, con el diario del lunes, sabemos que siempre que sean usadas responsable y moderadamente en estos breves descansos, el efecto terminará siendo positivo, tanto para el empleado como para sus empresas.

Y, como lo describe esta nota de especialistas en comunicación interna, en un entorno donde vivimos aislados es mejor estar conectados al menos virtualmente que no estarlo, tanto con el exterior como para adentro de la empresa.

 

HAL - Tu jefe te encontró mirando Facebook en el trabajo

 

Y tu jefe, ¿te reta si usas las redes sociales?

Una de las principales virtudes de un buen líder es la flexibilidad, la capacidad para adaptarse a nuevas circunstancias y aprovecharlas al máximo para mejorar sus resultados. La tendencia a imponer restricciones en el uso de las redes sociales es un ejemplo de una política que, en vez de adaptarse a nuevas condiciones, sostiene una postura rígida basada en prejuicios y temores no del todo fundados.

Las redes sociales están instaladas. Ya no es "la próxima ola" y han dado lugar a cambios masivos, al punto de volverse prácticamente inevitables en cualquier ámbito y hasta Tiktok invadió el B2B. En tu empresa, ¿en qué parte de la transformación digital se encuentran?

Las metodologías de Inbound Marketing e Inbound Sales proponen un cambio radical que implica nutrir con información pertinente a cada audiencia target y teniendo en cuenta su contexto individual. Educar personalizando contenidos a través de una web con información relevante, convierte a su página corporativa en el único vendedor disponible 7 x 24. Y las redes, en esta estrategia de atracción, son el camino por donde te encontrarán tus prospectos y motivarán a tus colaboradores a promocionar tu empresa.

Separadores2

 

Vender en las redes sociales implica respetar su contenido con obsesión. Espero que te sea útil para mostrar tu verdadera imagen en las redes y capturar la atención de tu público objetivo para vender más.

 

Quiero que me contacte un especialista en RRSS

Comentarios