Notas sobre Ventas, Marketing e Inbound

No todos los viajes tienen el destino imaginado

Posteado por Sofìa Lubschik el 5/12/19 9:00
HAL-Autor
Encuéntrame en:

HAL-Company-inbound-marketing

¡Hola! Gracias por leerme en mi primera entrada del blog. Hoy vengo a contarte cómo fue mi camino para llegar a estudiar marketing. Algunos pensarán que fue lo que siempre soñé, y otros, que fue casualidad. ¿La realidad? Una combinación de ambos, porque lo que planeamos –casi– nunca sale como lo esperamos. Te invito a que saques tus conclusiones.

  • Una personalidad ¿inquieta… -nte?

HAL-Company-inbound-marketingSiempre quise explorar el mundo. De chica ya me atraía lo distinto:  conocer otras culturas, saber otros idiomas, probar otros sabores. ¿Habrán sido los libros que me regalaba mi abuela, las conversaciones con papá, los viajes con mamá, las cartas que recibía de pen-pals europeos, las visitas del tío que vivía “afuera” o los videocasetes de Disney en repeat, que me dieron hambre de comerme el mundo? Yo creo que fue una combinación de todo… Y así, inmediatamente luego de terminar la secundaria, me inscribí para estudiar Licenciatura en Turismo.

Pero… ¿Licenciatura en Turismo? ¿Cómo se conecta con el marketing? ¡Qué locura! Sí, estudié Turismo con la ilusión de viajar y conocer el mundo que tanto ansiaba ver. Sin embargo, a mitad de camino descubrí que el hecho de que mi carrera tuviera “turismo” en el nombre, no significaba que iba a practicarlo. Aún con el corazón roto, no dejé que esto me frenara. Decidí continuar con mi carrera y, finalmente, graduarme cuatro años después. ¿Cuál fue mi secreto? Ya me había puesto mi próxima meta: el máster.

 

  • Master of Science in International Bus… Perdón, ¿qué dijiste?

Las reacciones de mis amigos y familiares ante la noticia fueron variadas. Las que más me pesaban: las de mamá y papá. Lo más divertido fue que las opiniones de mis padres eran completamente contradictorias: con mamá tirando para el no y papá tirando para el sí. El detalle: era una maestría de dieciocho meses en Boston, Estados Unidos. Entendí las preocupaciones de mamá, ya que yo también padezco de “extrañitis”, pero poniéndolo todo en la balanza, entre todos decidimos que no me podía perder esta oportunidad. A los seis meses de esa conversación, luego de varias lágrimas en Ezeiza, estaba subiéndome al avión de Aerolíneas Argentinas que me llevaría a mi nueva casa y a cumplir mi sueño.

 

HAL-Company-inbound-marketing

  • Boston, casualmente

HAL-Company-inbound-marketingLo primero que sentí al llegar a Estados Unidos fue que el tiempo pasaba tres veces más rápido que en mi casa. Una sensación muy rara, pero tuve que aprender rápido a vivir en ese nuevo ritmo. Lejos de casa, conviviendo con una chica sueca y una alemana, con las cuales lo único que teníamos en común eran las iniciales de nuestros nombres (cosa que no sirve de mucho), los primeros momentos fueron intensos. Mirando hacia atrás, aprecio mucho la diversidad a la que fui expuesta, porque descubrí muchas cosas de mí misma, desde que me gustan las aceitunas, pasando porque no me gusta la comida mexicana, hasta que amo el marketing.

El programa en el que me inscribí, Master in International Business, o Máster en Negocios Internacionales, ofrece una amplia introducción a todas las áreas de los negocios con una perspectiva global. Tuve materias de contabilidad, estrategia, análisis crítico, innovación, diseño, entre otras; pero la que me impactó fue “marketing internacional”. Tenía algunos conocimientos básicos aprendidos en la carrera de turismo, pero al ver el potencial que la disciplina tiene para mejorar este mundo conectado y cambiante, quedé anonadada. ¿¡Y quién iba a pensar que iba a terminar a una cuadra de HubSpot!?

 

  • La belleza del marketing

Recuerdo en la primera clase hacer una sesión de brainstorming con mis compañeros de distintas partes del mundo acerca de la definición de marketing. Mencionamos varios conceptos: comunicación, escuchar, entender al consumidor, diseño, contenido, palabras clave, análisis de datos, entre otros. Y llegamos a una conclusión: no había una definición correcta, sino que todo lo que mencionamos eran elementos del marketing. Eso me cautivó y es lo que hoy tanto me apasiona: el marketing es una serie de procesos que se adaptan constantemente a las nuevas tecnologías, IA, políticas, tendencias y comportamientos del consumidor.

Para ser un marketer hay que estar dispuesto al cambio y siempre a la escucha de lo que quiere y necesita el consumidor. La metodología Inbound de HubSpot se basa en este concepto, ya que busca capturar nuevos clientes a través de la generación de contenido que le sea relevante, enviando un mensaje personalizado y construyendo una relación de mutua beneficencia, con el objetivo de que el cliente convierta.

HAL-Company-inbound-marketing

  • Con HAL, al infinito… ¡y más allá!

Ya con un máster debajo del brazo, estoy feliz de continuar mi camino con HAL como Business Developer en Estados Unidos. Si bien existe la idea paranoica de que “las máquinas reemplazarán a los humanos”, yo defiendo que nosotros siempre seremos los reyes de los procesos creativos y tendremos a las máquinas y sistemas como ayuda para comprender las enormes cantidades de datos que acumulamos. Con esta valiosa información seremos capaces de diseñar las campañas de marketing más eficaces.

Nuestros clientes estarán felices –y nosotros también–  al saber que somos un equipo que se capacita constantemente y que está atento a las tendencias. El futuro ya llegó y con HAL decidimos subirnos al tren para seguir descubriendo oportunidades en Norteamérica, y quizá mañana en otra parte del mundo, ¿quién sabe…?

¡Gracias por llegar hasta el final…! Como no todos los viajes tienen el destino imaginado, el final de este blog terminó en un punto donde no esperaba.

¡Hasta pronto!

¡Quiero más contenido!

Temas: marketing

Semanalmente compartimos novedades de Ventas, Marketing y plataformas de marketing automation

¡Suscríbete!

Lo más leído